¿A QUÉ SE LLAMA "HAIKU" EN POESÍA?

Talleres especiales de poesía, gramática y ortografía, para el aporte y aprendizaje de nuestros usuarios.

Moderador: Moderadores

¿A QUÉ SE LLAMA "HAIKU" EN POESÍA?

Notapor Simón » Mié Mar 17, 2010 17:38


El haiku es una forma poética japonesa surgida del denominado hokku, primera parte o estrofa introductoria de un poema más largo, el tanka, que se improvisaba entre varios poetas.

Formalmente, es un poema breve, de diecisiete sílabas distribuidas en tres versos, de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. En la forma original del haiku predominan los sintagmas nominales, y los verbos, cuando aparecen, suelen estar desposeídos de flexiones temporales y personales.
Lo que caracteriza al haiku y lo distancia de otras formas poéticas es su contenido. Un haiku trata de describir de forma muy breve una escena, vista o imaginada. El haiku aspira a captar el momento, el aquí y ahora, de una forma tan radical que los límites entre el observador y lo observado, el sujeto y el objeto se disuelvan, para procurar, en sus mejores manifestaciones, una experiencia mística de no dualidad, de totalidad.
”Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento”
Esta definición la dio el gran poeta japonés Matsuo Bashō, que está considerado como el padre del haiku.

Un viejo estanque;
se zambulle una rana,
ruido de agua.
( Basho )

Viento otoñal.
Dentro del corazón,
montes y ríos.
(Kioshi)

En este mundo,
encima del infierno
viendo las flores.
(Issa)


Según Andrei Tarkovski, “el lector de un haiku tiene que perderse en él, como en la naturaleza, tiene que dejarse caer en él, perderse en sus profundidades como en un cosmos, donde tampoco hay un arriba y un abajo..." "Con sólo tres puntos de observación, los poetas japoneses fueron capaces de expresar su relación con la realidad. No la observaron simplemente, sino que sin prisas y sin vanidades buscaron su sentido eterno...".


Análisis del haiku

A pesar de su brevedad, el haiku presenta normalmente dos partes. Veámoslo con un ejemplo de Bashō :

El mar ya oscuro:
los gritos de los patos
apenas blancos.

En la primera parte se apunta la condición general o la ubicación temporal o espacial del poema y suele tener un carácter estático:
"El mar ya oscuro”.

La segunda, inesperada y relampagueante, constituye un elemento activo:
"los patos / apenas blancos".

El efecto fundamental del haiku surge de la confrontación de estas dos partes, separadas por lo que los japoneses denominan una palabra cortante, “kireji”: "los gritos".

El "kireji" resulta ser así el elemento estructurador del haiku en la medida en que, aproximando las dos partes mencionadas como si fueran dos polos eléctricos, permite que salte la chispa de la percepción poética donde en principio tan sólo se advertiría una concisa afirmación.
Este efecto característico ha sido entendido generalmente como la transmisión de una sensación, hasta el punto de llegar a denominarse al haiku como "la poesía de la sensación".

Ciertamente el haiku se halla, en principio, totalmente alejado del pensamiento discursivo. El haiku no transmite conceptos ni supone o expresa deducciones. El léxico que emplea es fundamentalmente sustantivo y en él no caben términos que refieran abstracciones.

De igual modo, el haiku manifiesta un pertinaz alejamiento de la fantasía, si por ésta se entiende una actividad de la mente por medio de la cual se producen imágenes que tienen su origen en previas representaciones y que genera una dinámica anticipatoria de las sensaciones.

El gran Bashō habla de que hay que seguir "la naturalidad que procede del corazón", lo cual podría identificarse más con un movimiento emocional.

La diferencia estriba en que, si bien el haiku puede partir de una emoción, no se recrea en ella, sale hacia fuera, de modo que esta emoción compartida ya no es simple sentimiento, sino fogonazo de totalidad: entendimiento, compasión, vislumbre, que iluminan el universo y se funden en él.

El momento del haiku puede equipararse con un momento de iluminación. Aspira a abarcar la totalidad del momento, con lo cual queda excluido cualquier intento de reflexión, de intelectualismo, de recreación. No es sólo una exigencia a priori al escritor de haiku, sino una necesidad intrínseca a su práctica. Su brevedad es una exigencia de su esencia y viceversa. A causa de su corta extensión formal, la inspiración coincide con la creación. En el haiku habita una contradicción entre el elemento temporal y su fuga hacia la eternidad. No sería posible que la coexistencia de tal tensión fuera más allá del momento concreto de la iluminación y su expresión.
Paradójicamente, cuando uno se adentra en el momento presente hasta tal punto, el momento se eterniza. La imagen así sentida pasa a ser símbolo universal.
Por todo ello, se puede proponer definir el efecto del haiku como un efecto de "presencialización", pues transmite la presencia de algo de la realidad que el lector puede evidenciar.

Características
El haikai o haiku tradicional consta de 17 onjis (sílabas japonesas) dispuestos en tres versos de 5, 7 y 5, sin rima. Suele contener una palabra clave denominada kigo, que indica la estación del año a la que se refiere.
Tradicionalmente el haiku, así como otras composiciones poéticas, buscaba describir los fenómenos naturales, el cambio de las estaciones, o la vida cotidiana de la gente. Muy influido por la filosofía y la estética del zen, su estilo se caracteriza por la naturalidad, la sencillez (no el simplismo), la sutileza, la austeridad, la aparente asimetría que sugiere la libertad y con ésta la eternidad.

Haiga

Con el fin de acompañar el haiku, muchos poetas realizan una pintura, generalmente sin demasiada perfección. Bashō fue el primer poeta en adoptar esta forma del haiku, que hoy domina en las grandes esferas de este género.

Haijin

Es el nombre que se da al autor de un haiku. Los Haijin más importantes de la historia del Japón son Bashō, Yosa Buson, Kobayashi Issa, Usuda Arô, Masaoka Shiki, Uejima Onitsura, Ritsurin Issekiro, Arakida Morikate, Yamasaki Sokan, Ihara Saikaku (también llamado Ibara Saikaku), entre otros.

La mujer en el haiku

Muchas poetisas surgieron por todo el país, entre las que destacan algunos nombres como Den Sute-jo, Sonome, Shushiki y sobre todo Chiyo ni, considerada la mejor creadora de haiku.

El haiku en la poesía sudamericana

El haiku también se ha hecho presente en tierras sudamericanas. Esto se concreta, por ejemplo, en las creaciones de Jorge Luis Borges o Mario Benedetti, quien publicó la obra Rincón de Haikus en 1999. También encontramos la práctica del haiku en otros autores argentinos, como Rafael Roldán Auzqui, que dedica a esta forma el libro "Haikus a flor de voz". Es remarcable en el campo de la música la composicion "Koi no uta: tres haikus para voz cantada y cordófono pulsado", basada en haikus japoneses del siglo X, hecha en el 2002 por el colombiano Johann Hasler (compositor joven, nacido en 1972).
Imagen
Avatar de Usuario
Simón
300
300
 
Mensajes: 418
Registrado: Vie Ene 15, 2010 15:35

Re: ¿A QUÉ SE LLAMA "HAIKU" EN POESÍA?

Notapor angel negro » Dom May 01, 2011 15:31

Muy bueno e interesante el tema, gracias por la dedicación a compartirlo…
Ángel negro
Imagen
EL JARDIN DE LAS AURORAS, HOY ME TRAJO UN NUEVO DIA,
Y EL POEMA DE TUS BESOS LO LEI DENTRO DE TU ALMA...
Avatar de Usuario
angel negro
* * * * * *
* * * * * *
 
Mensajes: 1113
Registrado: Dom Sep 21, 2008 01:40


Volver a Talleres Literarios y Ortográficos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados