Nuestra historia, escrita en prosa, para que reconozcan en m

Inspiraciones, cartas, cuentos, narrativas, reflexiones y escritos de su autoría.

Moderador: Moderadores

Nuestra historia, escrita en prosa, para que reconozcan en m

Notapor creoqueaunteamo » Mar Jul 31, 2018 19:31

I
Al verte la primera vez, perdido tras un problema de cálculo que ya olvidé, pensé que eras un imposible. Un milagro hizo que posaras la mirada en mí, pero yo estaba curtido de mundo y te perdí, para convertirte en el más imposible de mis sueños perdidos.

II
Poco a poco comencé a tener el valor para girar en torno a la gravedad de tu rutina. Largas esperas dejando pasar un bus tras otro, hasta que “casualmente” coincidir con el tuyo.

III
Una mirada breve, una sonrisa fugas, y las más torpe de primeras palabras en un día lluvioso. Caminar hasta tu casa, simulando ir a la mía, observarte abril la verja de tu hogar y para al final tomar el largo camino a mi pensión.

IV
Hasta que un día, en una conversación inocente caminamos hasta tu casa, una breve despedida el primer día, un largo vaso de agua el segundo, y así poco a poco cual zorro y princesita nos fuimos domesticamos.

V
Así siguieron pasaron los días de ese trimestre alucinante, domesticado ambos, pasábamos una velada tras otra en el porche de tu casa, que daba al frente de una tubería de agua escoltada por dos cercas paralelas, pobre río encerrado que escuchaba en la oscuridad el rugir de la avenida.

VI
Mi vida de estudiante transcurría sin menos cabos, pero yo como dije, curtido de tanta calle, me dejé llevar brevemente por los hábitos de mi vida trashumante y mis circunstancias académicas. Yo también sufrí la breve distancia, pero no lograba descifrar la incomodidad.

VII
Una mañana, esperando una clase y con la barriga crujiente, en medio de una empanada, una amiga común diagnostico mi pequeño dolor. Era ausencia de ti, como tú la tenía de mí. Un síntoma común de quienes comenzamos el juego del amor. No lo sabía, en el fondo no me sentía digno de ti.

VIII
Sonriente, cambie las velas de mi vida hacías los vientos de la tuya. Con el farol de tus ojos, iluminados para mí, comencé a llenarte de poemas que no conocías y tú me enseñabas sentimientos nobles que tarde aprendí. Éramos amigos, pues no me atrevía a tocar esa puerta todavía.

IX
Y llegó el diciembre, nuestra pobreza nos permitió nada más que la riqueza de unas tarjetas de navidad, yo entre tumbos gramaticales te pedía disculpas por querer ser más que un amigo y tú con tu dulce inocencia termínate la tuya con un “Te adoro”

X
Y después un simple beso, que humedeció la brisa marina y sazonó la arena en aquel rincón de la playa. Un beso tan largo y dulce que todavía retengo su suspiro en mi alma.
Fin
creoqueaunteamo
- -
- -
 
Mensajes: 126
Registrado: Mar Ene 15, 2008 10:27

Re: Nuestra historia, escrita en prosa, para que reconozcan

Notapor Romantyka » Jue Sep 27, 2018 19:00

Código: Seleccionar todo
Nuestra historia, escrita en prosa, para que reconozcan en m
Mensaje sin leerpor creoqueaunteamo » Mar Jul 31, 2018 7:31 pm

I
Al verte la primera vez, perdido tras un problema de cálculo que ya olvidé, pensé que eras un imposible. Un milagro hizo que posaras la mirada en mí, pero yo estaba curtido de mundo y te perdí, para convertirte en el más imposible de mis sueños perdidos.

II
Poco a poco comencé a tener el valor para girar en torno a la gravedad de tu rutina. Largas esperas dejando pasar un bus tras otro, hasta que “casualmente” coincidir con el tuyo.

III
Una mirada breve, una sonrisa fugas, y las más torpe de primeras palabras en un día lluvioso. Caminar hasta tu casa, simulando ir a la mía, observarte abril la verja de tu hogar y para al final tomar el largo camino a mi pensión.

IV
Hasta que un día, en una conversación inocente caminamos hasta tu casa, una breve despedida el primer día, un largo vaso de agua el segundo, y así poco a poco cual zorro y princesita nos fuimos domesticamos.

V
Así siguieron pasaron los días de ese trimestre alucinante, domesticado ambos, pasábamos una velada tras otra en el porche de tu casa, que daba al frente de una tubería de agua escoltada por dos cercas paralelas, pobre río encerrado que escuchaba en la oscuridad el rugir de la avenida.

VI
Mi vida de estudiante transcurría sin menos cabos, pero yo como dije, curtido de tanta calle, me dejé llevar brevemente por los hábitos de mi vida trashumante y mis circunstancias académicas. Yo también sufrí la breve distancia, pero no lograba descifrar la incomodidad.

VII
Una mañana, esperando una clase y con la barriga crujiente, en medio de una empanada, una amiga común diagnostico mi pequeño dolor. Era ausencia de ti, como tú la tenía de mí. Un síntoma común de quienes comenzamos el juego del amor. No lo sabía, en el fondo no me sentía digno de ti.

VIII
Sonriente, cambie las velas de mi vida hacías los vientos de la tuya. Con el farol de tus ojos, iluminados para mí, comencé a llenarte de poemas que no conocías y tú me enseñabas sentimientos nobles que tarde aprendí. Éramos amigos, pues no me atrevía a tocar esa puerta todavía.

IX
Y llegó el diciembre, nuestra pobreza nos permitió nada más que la riqueza de unas tarjetas de navidad, yo entre tumbos gramaticales te pedía disculpas por querer ser más que un amigo y tú con tu dulce inocencia termínate la tuya con un “Te adoro”

X
Y después un simple beso, que humedeció la brisa marina y sazonó la arena en aquel rincón de la playa. Un beso tan largo y dulce que todavía retengo su suspiro en mi alma.
Fin



Estimado creoqueaunteamo :

Es un gusto llegar hasta aquí y leer lo que nos devana su bella inspiración a través de la pluma,
hoy a través de este tema por el que, como es obvio, pues
le dejo las huellas de mi paso entre lo suyo..

Saludos y que el Señor guíe su camino!

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 50818
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54


Volver a Cartas, Inspiraciónes, Cuentos, Reflexiones...

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 10 invitados