Nacimiento del niño Jesús

Espacio para reflexiones, inspiraciones, poesías cristianas y espirituales.

Moderador: Moderadores

Nacimiento del niño Jesús

Notapor Mariluz Reyes Fernández » Sab Dic 03, 2016 12:17

Feliz Navidad


Imagen



Sencilla obra de teatro





Personajes:
Presentador de la obra:
Voz del narrador (no aparece en escena)
Jesucristo
Zacarías
Elízabeth
Juan el Bautista
Multitud de fieles
Vecinos de Zacaría
José
María
Ángel-1
Ángel-2
Melchor
Gaspar
Baltasar
Herodes
Sacerdote
Príncipe
Escriba
El comerciante


Presentador
Buenas noches, queridos hermanos. En esta ocasión tengo el gusto de presentarles una sencilla obra de teatro, la cual representa el nacimiento de nuestro señor Jesucristo.

PRIMER ACTO

En la medida que se trasmite por la pantalla grande una batalla del imperio romano se escucha la voz del narrador desde un lugar oculto.

Narrador:
Arrollaba el Imperio romano con Julio César a la cabeza, cuyo dominio se extendía en torno al mar Mediterráneo hasta el Medio Oriente. Así Herodes en calidad de Vasallo de Roma gobernaba en Judea, Galilea, Samaria y otros pueblos.
Bajo estas circunstancias, una tarde de esas que el Sol no quiere dormirse porque sabe lo imprescindible de su luz en momentos de prueba, el mundo conoció el acontecimiento más grande de todos los tiempos.



ESCENA I sin voz



El sacerdote Zacarías entra en el santuario del templo del Señor para quemar incienso,
mientras se quema el incienso inclina sus rodillas y empieza a orar con voz apagada. Pasados unos minutos vio ante sus ojos un ángel y escuchó su voz adventicia.

Angel-1
Zacarías, no temas porque tu oración se ha escuchado en el cielo. Isabel aunque es estéril te dará un hijo y su nombre será Juan y muchos se regocijarán en su nacimiento, no beberá vino ni sidra y será lleno del espíritu santo aun desde el vientre de su madre, y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al señor Dios verdadero. Este Juan irá delante del señor con el espíritu y el poder del profeta Elías para reconciliar los padres con los hijos y los rebeldes aprendan a obedecer. De este modo preparará al pueblo para recibir al señor.

Zacarías:
(Temeroso y con voz recortada) ¡Oh, Dios! ¿Cómo puedo estar seguro de esto? Porque yo soy muy anciano.y mi esposa también.

Angel-1
Yo soy el ángel Gabriel y estoy al servicio de Dios, él me mandó a hablar contigo y a darte estas buenas noticias. Pero ahora como no has creído lo que te he dicho vas a quedarte mudo, no podrás hablar hasta que, a su debido tiempo, suceda todo esto.

Narrador: (Zacarías sale de la iglesia con las manos en la cabeza sin voz, muy asustado. Los fieles de la iglesia que están fuera no quedan ajenos al drama de Zacarías.

Fieles de la iglesia:
¡Zacarías, qué te pasa!...¿Por qué estás mudo? …¿Qué viste en el santuario?

Narrador: (Zacarías busca la forma de escapar de la multitud)

PAUSA


Zacarías: ( Ya en su casa pasando la mano por el vientre de su esposa)
He tenido una revelación maravillosa del Dios todopoderoso, preparémonos para recibir su gran bendición.

Isabel: (con gesto abismado) Te veo extraño, ¿qué te ha pasado?

Zacarías: Vamos, prepara un té de menta, pronto abundará la felicidad en nuestro hogar

ESCENA II


Narrador: María sale de casa con el propósito de visitar a su prima Isabel.


María: (En casa de Isabel) Isabel, Dios te bendiga, cuéntame de ti.

Isabel: (Pasando la mano por su vientre) ¡María, bendita tú eres entre las mujeres!
¿Por qué se me concede esto a mí?....¡Oh, que la madre de mi señor venga a mí!
Porque tan pronto me saludaste saltó la criatura en mi vientre.

María: (Tomando las manos de Isabel) Bienaventurada la que creyó porque se cumplirá lo que le fue dicho por parte del señor...¡Engrandeces Isabel!...¡Mi alma que del señor es, también engrandece!

Narrador: (Llega el día del nacimiento de Juan el Bautista y los vecinos visitan a esta criatura de grandes bendiciones)

Vecinos de Zacaría:
Isabel, Dios te ha bendecido de gran manera, (haciéndole gracia al bebé con sonajeros) Zacarías…Zacarías…Zacarías, tu adviento nos llena de alegría..

Isabel: ¡No se llama Zacarías…se llama Juan!

SEGUNDO ACTO


Narrador:
María, madre de Jesús, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de vivir juntos se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo. José que era un hombre justo y no quería denunciar públicamente a María, decidió separarse de ella en secreto.

ESCENA 1


José: (Inclinado de rodillas frente al altar) ¡Por qué tiene que pasarme esto a mí, señor! ¡Soy de tus hijos más fieles, Patriarca de una tribus de Israel, tengo que ser yo el primero en dar buenos ejemplos! ¡Oh, la mujer que he escogido para esposa me ha sido infiel. Está en cinta señor mío…sin jamás haber tenido relaciones conyugales conmigo!...¿Por qué santo Dios ha de pasarme tal desventura? ¡No puedo casarme con ella! ¡Bendito Dios, perdóname!
(Con un suspiro) Ahhh…buscaré descanso físico, espiritual y mundanal…

PAUSA


Narrador:
Ya estaba dormido José cuando le sorprende una visión. No solo vio, también escuchó.

Angel 2: José, descendiente de David, no tengas miedo tomar a María como esposa porque su hijo lo ha concebido por el Espíritu Santo. María tendrá un hijo y le pondrá por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo del pecado.

José: (Levantándose del lecho bruscamente habla para sí) ¡Dios mío, el ángel del señor me advierte del pecado que estoy cometiendo, y como soy justo debo obedecer a su mandato.
(Echando en un bolso cartas, bolígrafos, panecillos, un pomo con agua) ¡Bendita sea la revelación que me ha llegado del Dios verdadero…el Dios de Abraham, el Dios Jacob, el Dios de Moisés…

PAUSA


José: (Llega a casa de María y besando sus manos)…María, santa eres entre todas las mujeres, me casaré contigo, así lo ha ordenado nuestro Dios. El hijo que llevas en tu vientre es concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, se llamará Jesús y trae una misión divina: salvar al mundo del pecado y de la muerte. Yo con mucho orgullo seré su padre adoptivo, porque su verdadero padre es Dios, el creador del universo, rey del cielo y de la tierra. (Inclinado muy reverente frente a María) ¡Bendíceme con tu boca santa!

María: ¡Gracias esposo mío, siempre te admiro! ¡Qué Dios te bendiga!Y no olvides que después del parto seguiré siendo virgen.

TERCER ACTO


Narrador:
En medio de la pobreza y conflictos sociales de aquellos tiempos, José sacó fuerzas para cumplir el mandato de Dios. Emprendió marcha de Nazaret a Belén en busca de un hospedaje adecuado para el nacimiento de su hijo.

ESCENA I


María: (Sobre un burro embarazada señala) ¡Mirad allá lejos! ¿Veis la estrella gigante?

José: ¡Sí, la veo, es la estrella más radiante que he visto en mi vida!

María: ¡No es una estrella cualquiera, significa el altar del señor, de nuestro hijo
Jesucristo!...¡Ella nos guiará justo al lugar de hospedaje!

José: ¡Verdaderamente nuestro hijo viene de la mano de Dios!

Narrador:
José y María buscaron con tesón un hospedaje digno donde esperar al hijo unigénito de Dios, pero, no tuvieron otra opción que alquilar un establo a un viejo amigo. Allí le acompañaban algunos animales. Para que se cumpliese las profecías de Lucas:
“El niño que vean en pañales acostado en un pesebre, esa es la señal del advenimiento de
Cristo el salvador” Un establo no tiene mucha diferencia de un pesebre.

PAUSA


María: (Acariciando a su bebé en una cunita de fibras silvestres) ¡Hijo mío, qué ruin es el dinero, ni todo el oro del mundo importa para mí al saber que tú salvarás al mundo
del pecado y de la muerte!...¡Al saber que tú ofreces más, ofreces vida eterna!

José: (Besando a Jesús en la frente) Dios te bendiga hijo mío, perdona mis pecados.

ESCENA II


Herodes: (desconcertado con voz de león) ¡Escribas, sacerdotes fariseos, pueblo entero, escuchen mi mandato: escarben todos los rincones hasta encontrar el niño que ha nacido en Belén y que le llaman príncipe de los judíos! ¡Cuando lo encuentren matadlo!

Uno de los escribas: ¡Disculpe Majestad, se llama Jesús!

Un sacerdote: ¡Y representa el Mesías tan esperado por el pueblo de Israel… el Salvador del mundo!

Herodes: (Con los ojos casi salidos de las órbitas) ¡Como se llame, matadlo…es la orden!

Un príncipe: Su Majestad, ¿quién es más fiel que yo a su mandato? Pero faltan las huellas, señales, la dirección exacta donde nació el famoso niño.

CUARTO ACTO


Narrador:
Las averiguaciones de Herodes sobre el nacimiento de Jesús coinciden con la curiosidad de
tres hombres ricos que llegaron a Israel interesados por conocer al niño Jesús.

ESCENA I


Melchor: Hay tremendo alboroto en todas las calles, comercios, sinagogas, y la verdad que estoy muy confundido. Mis oídos retumban cuando dicen: ¡Ha nacido el rey de los judíos!

Gaspar: Yo estoy desesperado por conocer a ese niño prodigio. Cuando el río suena, agua trae.

Baltasar: Hay dos motivos para llegar pronto a la mansión del rey recién nacido.
1º-Conocer al rey de los judíos.
2º-Los camellos están muy agotados y sedientos, allí podrán llenar sus arcas.

Melchor: Hay un refrán que dice: “Siempre escuchar el consejo del que más sabe”
Como yo soy astrólogo de 40 años de trabajo aconsejo: Seguir el rumbo de aquella estrella…la más gigante.

PAUSA


Narrador:
Luego del asesinato de varios miembros del Sanedrín había gran malestar en los sacerdotes y escribas de Jerusalén. por lo que Herodes no confiaba en los reyes magos y presintiendo una traición los citó para indagar bien sobre el asunto..


ESCENA II


Herodes: (Conversando con los reyes magos) Estoy enterado que ustedes además de ricos son magos y vienen a visitar al niño que nació en Belén de mucha fama. Nunca a los magos se le pierde el rumbo. Síiiiii, vayan e infórmense detalladamente de todo lo relacionado con ese niño, y cuando regresen me dicen el lugar exacto donde está para ir yo también a adorarle.

Melchor, Gaspar y Baltasar
¡A sus órdenes, Majestad!...Nosotros somos cumplidores de la ley.

QUINTO ACTO


Narrador: Esta escena empieza con un video a gran pantalla donde se ven a los reyes magos sobre sus camellos por el desierto siguiendo la estrella del oriente.

ESCENA 1


José: (Recibiendo a los reyes magos) ¿Quiénes son ustedes?

Melchor: No temas, somos hombres buenos que venimos a adorar al niño Jesús, y ciertamente sentiríamos tristeza si muere este niño glorioso, (y colocando en la cuna del niño los regalos) ¡Hijo mío…!
José: (Interrumpiendo a Melchor) ¿Cómo has dicho?

Melchor: (Reflexivo) He dicho, hijo de Dios, Salvador del mundo, consejero luminoso…

Baltasar: (Colocando los regalos en la cuna del niño) Niño rey, Dios bendiga cada palabra que salga de tu boca.

Gaspar: (Colocando los regalos en la cuna del niño) ¡Rey de los judíos tu obra será grande
por todos los siglos, amén!...(tocando por el hombro a José) Deben irse de este lugar lo
más rápido posible, porque Herodes está buscando al niño Jesús para matarlo.

José
¿Cómo puedo confiar en ustedes? Si vuestros trajes son costosos parecidos a los que usa Herodes y su ejército….Tal vez sean ustedes espías de Herodes.

Los tres reyes magos:
¡Nosotros no somos de este pueblo! (Despidiéndose) ¡Que Dios esté con vosotros y no tarden en estallar todos los relámpagos que brillan en los ojos de Jesús!...¡Hasta la vista!

Narrador: Los tres reyes magos se marcharon por otro camino.

ESCENA II


José: (Acostado en su lecho). Siento hormigas bravas que caminan por todo mi cuerpo, pero no las veo…¡Dios mío qué estará pasando! (Observando una imagen como suspendida en el aire) ¡Padre celestial, esa imagen es un mensajeros de Dios!

Angel-2: José, debes huir a Egipto, junto con la Virgen María y el niño Jesús, pues el rey Herodes lo está buscando para matarle.


María: (sobre un burro abrigando al niño Jesús)
José, tenemos que ser breve en la fuga, el Dios bueno nos dará fuerzas para vencer también la tempestad de arena del desierto, todo lo haremos por salvar nuestro hijo.

José: (A pie y con las riendas del burro en sus manos) Los hijos de Dios nunca temen, pronto estaremos en un lugar seguro y nuestro hijo cumplirá su misión.

ESCENA III


Herodes: (Hablando en una tribuna a su ejército) Esos magos se han burlado de mí, son unos vagabundos. (Abriendo los brazos) Pero no importa, porque tengo este ejército poderoso, la victoria siempre será mía. ¡Escuchen bien la orden! “Matar a todos los niños nacidos en Belén menores de dos años”

SEXTO ACTO



ESCENA I


José: (Haciendo su trabajo de carpintero) María, nuestro hijo será el mejor arquitecto, el templo que levante nunca caerá al suelo.
María: (Tejiendo una manta) Todos los días Jesús me da pruebas de su gracia divina, es un niño todavía y muchas personas han recibido paz y consuelo con solo escuchar sus palabras. ¿Veis como lo siguen por dondequiera?

ESCENA II


Narrador: ¡Qué desarrollo tiene Jesús, con tan solo dos años se le ve declamar!

Jesús:

Padre del santo cielo
en alto llevo tu enseña,
con mi conducta modelo,
y firme como la peña.

José: Las cosas de Jesús no son de niño, se comporta como un adulto.

María: ¡Hijo, que tu gracia divina abunde por toda la tierra!

José: (Acercándose a María). Estoy enterado de algo horrible: Hoy se lleva a cabo en Israel la operación “Matanza de los inocentes” dirigida por Herodes para matar a todos los niños nacidos en Belén menores de dos años” Ciertamente el ángel de Jehová ha salvado nuestro hijo.

María: ¡Qué bestia, nunca tendrá perdón Herodes, ni en el cielo ni en la Tierra!
Pero no hay por qué temer, tenemos suficientes pruebas de que Jesús es el hijo unigénito de
Dios, por todas las pruebas que da maravillosas. Con la gracia de Jesús vamos a vencer todas las tempestades..

PAUSA



José: (Con semblante de aurora) María, ven siéntate a mi lado, lo que tengo que decirte es muy delicado)

María: ¿Delicado o restaurador?

José: Herodes a muerto, es hora de que regresemos a nuestro país, recuerda que nuestro hijo trae una misión a cumplir en Israel.

María: (Acariciando los cabellos de Jesús) Verdaderamente una noticia llena de esperanzas para este mundo..

ESCENA 2


Narrador:
José, María y Jesús se dirigen a Israel en un burro. Jesús se ve contento y dice algunos versos:

Jesús:
Como la arena infinita
ha de ser la procesión
bebiendo el agua bendita
que llevo en mi corazón

PAUSA


José: (En su trabajo de carpintería, a viva voz) ¡María, María, María!

María: (Con una canasta llena de ropas) ¿Qué pasa José, hay problemas?

José: (Muy preocupado) ¿No has notado la ausencia de Jesús?

María: Sí, me dijo que iba al mercado de la esquina a hacer amistad con las personas.

María y José: (Dirigiéndose al mercado) ¡Jesús, Jesús…! ¿Dónde te escondes? ¡Regresa!

PAUSA


María: (Interpela al comerciante) ¿Has visto a mi hijo Jesús por aquí hoy?

El comerciante: ¿Jesús?...¿Es ese niño revoltoso que llega aquí todos los días
hablando blasfemias contra Dios?

María: ¡Cuidado con lo que dices! Nuestro hijo es el Mesías, enviado por Dios para salvar al mundo del pecado y de la muerte.

José: (Argumentando) Es un niño sobresaliente, nunca ha ido a la escuela y tiene el don de prevenir el futuro.

El comerciante: No crean esas pamplinas. Un buen consejo les doy: Pongan a su hijo en una sinagoga de prestigio para que aprenda a ser un hombre de bien.

María: (Con la mano en el pecho) ¡Dios mío, perdónalo, no sabe lo que dice!
.
Jesús: (Llega Interrumpiendo la conversación) Madre, ¿Por qué me buscan?
¿Ustedes no saben que yo tengo compromiso de hablar con mi Padre todos los días? Estaba en el tempo en oración con mi Padre de los cielos.

PAUSA


María: (tomando a Jesús por la mano) Cuando salgas de casa debes avisar, debes decir a dónde vas porque tú eres un niño todavía y nosotros somos tus padres y responsables de lo que te pase..

Jesús: Despreocúpense, mi Padre celestial siempre está a mi lado.

José: Verdaderamente es el hijo de Dios.

SEPTIMO ACTO


ESCENA I


Juan el Bautista: (Ya hecho un hombre bautizando en el río Jordán)
¡Arrepentíos tropas de víboras! ¡Preparad el camino del señor. Enderezad la senda! ¡Yo os bautizo en agua, pero el que viene detrás de mí bautizará con el espíritu santo!

Narrador:
Muchos fueron bautizados por Juan el Bautista. Luego Jesús que ya era un joven de 30 años aproximadamente hizo acto de presencia.

PAUSA


Jesús: (Acercándose a Juan) Juan, vengo para que me bautices.

Juan el Bautista: ¿Tú me pides que te bautice?...¡Si ni a penas soy digno de desatar las correas de tu calzado!

Jesús: Sí, Juan, tu bautismo es mesiánico, quiero que me bautices.

Juan bautizó a Jesús con las aguas del río Jordán. Luego Jesús se dio la vuelta para ver una paloma que descendía y de esa forma recibió también el bautismo del Espíritu Santo, mientras se escuchaba una voz celestial.

Voz de Dios: “Tú eres mi hijo amado en quien tengo complacencia”

FIN
Imagen
Avatar de Usuario
Mariluz Reyes Fernández
* * * * * *
* * * * * *
 
Mensajes: 876
Registrado: Vie Ene 04, 2013 13:12

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Romantyka » Dom Dic 04, 2016 05:02

Código: Seleccionar todo
Nacimiento del niño Jesús
Mensaje sin leerpor Mariluz Reyes Fernández » Sab Dic 03, 2016 12:17 pm

Feliz Navidad




Sencilla obra de teatro





Personajes:
Presentador de la obra:
Voz del narrador (no aparece en escena)
Jesucristo
Zacarías
Elízabeth
Juan el Bautista
Multitud de fieles
Vecinos de Zacaría
José
María
Ángel-1
Ángel-2
Melchor
Gaspar
Baltasar
Herodes
Sacerdote
Príncipe
Escriba
El comerciante


Presentador
Buenas noches, queridos hermanos. En esta ocasión tengo el gusto de presentarles una sencilla obra de teatro, la cual representa el nacimiento de nuestro señor Jesucristo.

PRIMER ACTO

En la medida que se trasmite por la pantalla grande una batalla del imperio romano se escucha la voz del narrador desde un lugar oculto.

Narrador:
Arrollaba el Imperio romano con Julio César a la cabeza, cuyo dominio se extendía en torno al mar Mediterráneo hasta el Medio Oriente. Así Herodes en calidad de Vasallo de Roma gobernaba en Judea, Galilea, Samaria y otros pueblos.
Bajo estas circunstancias, una tarde de esas que el Sol no quiere dormirse porque sabe lo imprescindible de su luz en momentos de prueba, el mundo conoció el acontecimiento más grande de todos los tiempos.



ESCENA I sin voz



El sacerdote Zacarías entra en el santuario del templo del Señor para quemar incienso,
mientras se quema el incienso inclina sus rodillas y empieza a orar con voz apagada. Pasados unos minutos vio ante sus ojos un ángel y escuchó su voz adventicia.

Angel-1
Zacarías, no temas porque tu oración se ha escuchado en el cielo. Isabel aunque es estéril te dará un hijo y su nombre será Juan y muchos se regocijarán en su nacimiento, no beberá vino ni sidra y será lleno del espíritu santo aun desde el vientre de su madre, y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al señor Dios verdadero. Este Juan irá delante del señor con el espíritu y el poder del profeta Elías para reconciliar los padres con los hijos y los rebeldes aprendan a obedecer. De este modo preparará al pueblo para recibir al señor.

Zacarías:
(Temeroso y con voz recortada) ¡Oh, Dios! ¿Cómo puedo estar seguro de esto? Porque yo soy muy anciano.y mi esposa también.

Angel-1
Yo soy el ángel Gabriel y estoy al servicio de Dios, él me mandó a hablar contigo y a darte estas buenas noticias. Pero ahora como no has creído lo que te he dicho vas a quedarte mudo, no podrás hablar hasta que, a su debido tiempo, suceda todo esto.

Narrador: (Zacarías sale de la iglesia con las manos en la cabeza sin voz, muy asustado. Los fieles de la iglesia que están fuera no quedan ajenos al drama de Zacarías.

Fieles de la iglesia:
¡Zacarías, qué te pasa!...¿Por qué estás mudo? …¿Qué viste en el santuario?

Narrador: (Zacarías busca la forma de escapar de la multitud)

PAUSA


Zacarías: ( Ya en su casa pasando la mano por el vientre de su esposa)
He tenido una revelación maravillosa del Dios todopoderoso, preparémonos para recibir su gran bendición.

Isabel: (con gesto abismado) Te veo extraño, ¿qué te ha pasado?

Zacarías: Vamos, prepara un té de menta, pronto abundará la felicidad en nuestro hogar

ESCENA II


Narrador: María sale de casa con el propósito de visitar a su prima Isabel.


María: (En casa de Isabel) Isabel, Dios te bendiga, cuéntame de ti.

Isabel: (Pasando la mano por su vientre) ¡María, bendita tú eres entre las mujeres!
¿Por qué se me concede esto a mí?....¡Oh, que la madre de mi señor venga a mí!
Porque tan pronto me saludaste saltó la criatura en mi vientre.

María: (Tomando las manos de Isabel) Bienaventurada la que creyó porque se cumplirá lo que le fue dicho por parte del señor...¡Engrandeces Isabel!...¡Mi alma que del señor es, también engrandece!

Narrador: (Llega el día del nacimiento de Juan el Bautista y los vecinos visitan a esta criatura de grandes bendiciones)

Vecinos de Zacaría:
Isabel, Dios te ha bendecido de gran manera, (haciéndole gracia al bebé con sonajeros) Zacarías…Zacarías…Zacarías, tu adviento nos llena de alegría..

Isabel: ¡No se llama Zacarías…se llama Juan!

SEGUNDO ACTO


Narrador:
María, madre de Jesús, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de vivir juntos se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo. José que era un hombre justo y no quería denunciar públicamente a María, decidió separarse de ella en secreto.

ESCENA 1


José: (Inclinado de rodillas frente al altar) ¡Por qué tiene que pasarme esto a mí, señor! ¡Soy de tus hijos más fieles, Patriarca de una tribus de Israel, tengo que ser yo el primero en dar buenos ejemplos! ¡Oh, la mujer que he escogido para esposa me ha sido infiel. Está en cinta señor mío…sin jamás haber tenido relaciones conyugales conmigo!...¿Por qué santo Dios ha de pasarme tal desventura? ¡No puedo casarme con ella! ¡Bendito Dios, perdóname!
(Con un suspiro) Ahhh…buscaré descanso físico, espiritual y mundanal…

PAUSA


Narrador:
Ya estaba dormido José cuando le sorprende una visión. No solo vio, también escuchó.

Angel 2: José, descendiente de David, no tengas miedo tomar a María como esposa porque su hijo lo ha concebido por el Espíritu Santo. María tendrá un hijo y le pondrá por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo del pecado.

José: (Levantándose del lecho bruscamente habla para sí) ¡Dios mío, el ángel del señor me advierte del pecado que estoy cometiendo, y como soy justo debo obedecer a su mandato.
(Echando en un bolso cartas, bolígrafos, panecillos, un pomo con agua) ¡Bendita sea la revelación que me ha llegado del Dios verdadero…el Dios de Abraham, el Dios Jacob, el Dios de Moisés…

PAUSA


José: (Llega a casa de María y besando sus manos)…María, santa eres entre todas las mujeres, me casaré contigo, así lo ha ordenado nuestro Dios. El hijo que llevas en tu vientre es concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, se llamará Jesús y trae una misión divina: salvar al mundo del pecado y de la muerte. Yo con mucho orgullo seré su padre adoptivo, porque su verdadero padre es Dios, el creador del universo, rey del cielo y de la tierra. (Inclinado muy reverente frente a María) ¡Bendíceme con tu boca santa!

María: ¡Gracias esposo mío, siempre te admiro! ¡Qué Dios te bendiga!Y no olvides que después del parto seguiré siendo virgen.

TERCER ACTO


Narrador:
En medio de la pobreza y conflictos sociales de aquellos tiempos, José sacó fuerzas para cumplir el mandato de Dios. Emprendió marcha de Nazaret a Belén en busca de un hospedaje adecuado para el nacimiento de su hijo.

ESCENA I


María: (Sobre un burro embarazada señala) ¡Mirad allá lejos! ¿Veis la estrella gigante?

José: ¡Sí, la veo, es la estrella más radiante que he visto en mi vida!

María: ¡No es una estrella cualquiera, significa el altar del señor, de nuestro hijo
Jesucristo!...¡Ella nos guiará justo al lugar de hospedaje!

José: ¡Verdaderamente nuestro hijo viene de la mano de Dios!

Narrador:
José y María buscaron con tesón un hospedaje digno donde esperar al hijo unigénito de Dios, pero, no tuvieron otra opción que alquilar un establo a un viejo amigo. Allí le acompañaban algunos animales. Para que se cumpliese las profecías de Lucas:
“El niño que vean en pañales acostado en un pesebre, esa es la señal del advenimiento de
Cristo el salvador” Un establo no tiene mucha diferencia de un pesebre.

PAUSA


María: (Acariciando a su bebé en una cunita de fibras silvestres) ¡Hijo mío, qué ruin es el dinero, ni todo el oro del mundo importa para mí al saber que tú salvarás al mundo
del pecado y de la muerte!...¡Al saber que tú ofreces más, ofreces vida eterna!

José: (Besando a Jesús en la frente) Dios te bendiga hijo mío, perdona mis pecados.

ESCENA II


Herodes: (desconcertado con voz de león) ¡Escribas, sacerdotes fariseos, pueblo entero, escuchen mi mandato: escarben todos los rincones hasta encontrar el niño que ha nacido en Belén y que le llaman príncipe de los judíos! ¡Cuando lo encuentren matadlo!

Uno de los escribas: ¡Disculpe Majestad, se llama Jesús!

Un sacerdote: ¡Y representa el Mesías tan esperado por el pueblo de Israel… el Salvador del mundo!

Herodes: (Con los ojos casi salidos de las órbitas) ¡Como se llame, matadlo…es la orden!

Un príncipe: Su Majestad, ¿quién es más fiel que yo a su mandato? Pero faltan las huellas, señales, la dirección exacta donde nació el famoso niño.

CUARTO ACTO


Narrador:
Las averiguaciones de Herodes sobre el nacimiento de Jesús coinciden con la curiosidad de
tres hombres ricos que llegaron a Israel interesados por conocer al niño Jesús.

ESCENA I


Melchor: Hay tremendo alboroto en todas las calles, comercios, sinagogas, y la verdad que estoy muy confundido. Mis oídos retumban cuando dicen: ¡Ha nacido el rey de los judíos!

Gaspar: Yo estoy desesperado por conocer a ese niño prodigio. Cuando el río suena, agua trae.

Baltasar: Hay dos motivos para llegar pronto a la mansión del rey recién nacido.
1º-Conocer al rey de los judíos.
2º-Los camellos están muy agotados y sedientos, allí podrán llenar sus arcas.

Melchor: Hay un refrán que dice: “Siempre escuchar el consejo del que más sabe”
Como yo soy astrólogo de 40 años de trabajo aconsejo: Seguir el rumbo de aquella estrella…la más gigante.

PAUSA


Narrador:
Luego del asesinato de varios miembros del Sanedrín había gran malestar en los sacerdotes y escribas de Jerusalén. por lo que Herodes no confiaba en los reyes magos y presintiendo una traición los citó para indagar bien sobre el asunto..


ESCENA II


Herodes: (Conversando con los reyes magos) Estoy enterado que ustedes además de ricos son magos y vienen a visitar al niño que nació en Belén de mucha fama. Nunca a los magos se le pierde el rumbo. Síiiiii, vayan e infórmense detalladamente de todo lo relacionado con ese niño, y cuando regresen me dicen el lugar exacto donde está para ir yo también a adorarle.

Melchor, Gaspar y Baltasar
¡A sus órdenes, Majestad!...Nosotros somos cumplidores de la ley.

QUINTO ACTO


Narrador: Esta escena empieza con un video a gran pantalla donde se ven a los reyes magos sobre sus camellos por el desierto siguiendo la estrella del oriente.

ESCENA 1


José: (Recibiendo a los reyes magos) ¿Quiénes son ustedes?

Melchor: No temas, somos hombres buenos que venimos a adorar al niño Jesús, y ciertamente sentiríamos tristeza si muere este niño glorioso, (y colocando en la cuna del niño los regalos) ¡Hijo mío…!
José: (Interrumpiendo a Melchor) ¿Cómo has dicho?

Melchor: (Reflexivo) He dicho, hijo de Dios, Salvador del mundo, consejero luminoso…

Baltasar: (Colocando los regalos en la cuna del niño) Niño rey, Dios bendiga cada palabra que salga de tu boca.

Gaspar: (Colocando los regalos en la cuna del niño) ¡Rey de los judíos tu obra será grande
por todos los siglos, amén!...(tocando por el hombro a José) Deben irse de este lugar lo
más rápido posible, porque Herodes está buscando al niño Jesús para matarlo.

José
¿Cómo puedo confiar en ustedes? Si vuestros trajes son costosos parecidos a los que usa Herodes y su ejército….Tal vez sean ustedes espías de Herodes.

Los tres reyes magos:
¡Nosotros no somos de este pueblo! (Despidiéndose) ¡Que Dios esté con vosotros y no tarden en estallar todos los relámpagos que brillan en los ojos de Jesús!...¡Hasta la vista!

Narrador: Los tres reyes magos se marcharon por otro camino.

ESCENA II


José: (Acostado en su lecho). Siento hormigas bravas que caminan por todo mi cuerpo, pero no las veo…¡Dios mío qué estará pasando! (Observando una imagen como suspendida en el aire) ¡Padre celestial, esa imagen es un mensajeros de Dios!

Angel-2: José, debes huir a Egipto, junto con la Virgen María y el niño Jesús, pues el rey Herodes lo está buscando para matarle.


María: (sobre un burro abrigando al niño Jesús)
José, tenemos que ser breve en la fuga, el Dios bueno nos dará fuerzas para vencer también la tempestad de arena del desierto, todo lo haremos por salvar nuestro hijo.

José: (A pie y con las riendas del burro en sus manos) Los hijos de Dios nunca temen, pronto estaremos en un lugar seguro y nuestro hijo cumplirá su misión.

ESCENA III


Herodes: (Hablando en una tribuna a su ejército) Esos magos se han burlado de mí, son unos vagabundos. (Abriendo los brazos) Pero no importa, porque tengo este ejército poderoso, la victoria siempre será mía. ¡Escuchen bien la orden! “Matar a todos los niños nacidos en Belén menores de dos años”

SEXTO ACTO



ESCENA I


José: (Haciendo su trabajo de carpintero) María, nuestro hijo será el mejor arquitecto, el templo que levante nunca caerá al suelo.
María: (Tejiendo una manta) Todos los días Jesús me da pruebas de su gracia divina, es un niño todavía y muchas personas han recibido paz y consuelo con solo escuchar sus palabras. ¿Veis como lo siguen por dondequiera?

ESCENA II


Narrador: ¡Qué desarrollo tiene Jesús, con tan solo dos años se le ve declamar!

Jesús:

Padre del santo cielo
en alto llevo tu enseña,
con mi conducta modelo,
y firme como la peña.

José: Las cosas de Jesús no son de niño, se comporta como un adulto.

María: ¡Hijo, que tu gracia divina abunde por toda la tierra!

José: (Acercándose a María). Estoy enterado de algo horrible: Hoy se lleva a cabo en Israel la operación “Matanza de los inocentes” dirigida por Herodes para matar a todos los niños nacidos en Belén menores de dos años” Ciertamente el ángel de Jehová ha salvado nuestro hijo.

María: ¡Qué bestia, nunca tendrá perdón Herodes, ni en el cielo ni en la Tierra!
Pero no hay por qué temer, tenemos suficientes pruebas de que Jesús es el hijo unigénito de
Dios, por todas las pruebas que da maravillosas. Con la gracia de Jesús vamos a vencer todas las tempestades..

PAUSA



José: (Con semblante de aurora) María, ven siéntate a mi lado, lo que tengo que decirte es muy delicado)

María: ¿Delicado o restaurador?

José: Herodes a muerto, es hora de que regresemos a nuestro país, recuerda que nuestro hijo trae una misión a cumplir en Israel.

María: (Acariciando los cabellos de Jesús) Verdaderamente una noticia llena de esperanzas para este mundo..

ESCENA 2


Narrador:
José, María y Jesús se dirigen a Israel en un burro. Jesús se ve contento y dice algunos versos:

Jesús:
Como la arena infinita
ha de ser la procesión
bebiendo el agua bendita
que llevo en mi corazón

PAUSA


José: (En su trabajo de carpintería, a viva voz) ¡María, María, María!

María: (Con una canasta llena de ropas) ¿Qué pasa José, hay problemas?

José: (Muy preocupado) ¿No has notado la ausencia de Jesús?

María: Sí, me dijo que iba al mercado de la esquina a hacer amistad con las personas.

María y José: (Dirigiéndose al mercado) ¡Jesús, Jesús…! ¿Dónde te escondes? ¡Regresa!

PAUSA


María: (Interpela al comerciante) ¿Has visto a mi hijo Jesús por aquí hoy?

El comerciante: ¿Jesús?...¿Es ese niño revoltoso que llega aquí todos los días
hablando blasfemias contra Dios?

María: ¡Cuidado con lo que dices! Nuestro hijo es el Mesías, enviado por Dios para salvar al mundo del pecado y de la muerte.

José: (Argumentando) Es un niño sobresaliente, nunca ha ido a la escuela y tiene el don de prevenir el futuro.

El comerciante: No crean esas pamplinas. Un buen consejo les doy: Pongan a su hijo en una sinagoga de prestigio para que aprenda a ser un hombre de bien.

María: (Con la mano en el pecho) ¡Dios mío, perdónalo, no sabe lo que dice!
.
Jesús: (Llega Interrumpiendo la conversación) Madre, ¿Por qué me buscan?
¿Ustedes no saben que yo tengo compromiso de hablar con mi Padre todos los días? Estaba en el tempo en oración con mi Padre de los cielos.

PAUSA


María: (tomando a Jesús por la mano) Cuando salgas de casa debes avisar, debes decir a dónde vas porque tú eres un niño todavía y nosotros somos tus padres y responsables de lo que te pase..

Jesús: Despreocúpense, mi Padre celestial siempre está a mi lado.

José: Verdaderamente es el hijo de Dios.

SEPTIMO ACTO


ESCENA I


Juan el Bautista: (Ya hecho un hombre bautizando en el río Jordán)
¡Arrepentíos tropas de víboras! ¡Preparad el camino del señor. Enderezad la senda! ¡Yo os bautizo en agua, pero el que viene detrás de mí bautizará con el espíritu santo!

Narrador:
Muchos fueron bautizados por Juan el Bautista. Luego Jesús que ya era un joven de 30 años aproximadamente hizo acto de presencia.

PAUSA


Jesús: (Acercándose a Juan) Juan, vengo para que me bautices.

Juan el Bautista: ¿Tú me pides que te bautice?...¡Si ni a penas soy digno de desatar las correas de tu calzado!

Jesús: Sí, Juan, tu bautismo es mesiánico, quiero que me bautices.

Juan bautizó a Jesús con las aguas del río Jordán. Luego Jesús se dio la vuelta para ver una paloma que descendía y de esa forma recibió también el bautismo del Espíritu Santo, mientras se escuchaba una voz celestial.

Voz de Dios: “Tú eres mi hijo amado en quien tengo complacencia”

FIN



Distinguida Mariluz Reyes Fernández :


“Tú eres mi hijo amado en quien tengo complacencia”


Por aquí saludando su presencia a través de lo nuevo que nos trae, también pondero su bello sentir que le brinda estas letras al Nacimiento del niño Jesús . Esperemos pronto vuelva con mas de lo suyo por nuestro foro, al tiempo que también dejo constancia de mi paso ...
Saluditos y que el Señor guíe su camino!


Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 49348
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Esmeralda » Mar Dic 06, 2016 18:59

Apreciada Mariluz, gracias por compartirnos
esta bella obra, y lo más importante es que encierra un gran
mensaje.
Fue grato disfrutarla, por lo que dejo mis saludos desde la distancia.



Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Esmeralda
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 29540
Registrado: Jue Sep 18, 2008 23:48

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Mariluz Reyes Fernández » Jue Dic 08, 2016 10:08

Romantyka escribió:
Código: Seleccionar todo
Nacimiento del niño Jesús
Mensaje sin leerpor Mariluz Reyes Fernández » Sab Dic 03, 2016 12:17 pm

Feliz Navidad




Sencilla obra de teatro





Personajes:
Presentador de la obra:
Voz del narrador (no aparece en escena)
Jesucristo
Zacarías
Elízabeth
Juan el Bautista
Multitud de fieles
Vecinos de Zacaría
José
María
Ángel-1
Ángel-2
Melchor
Gaspar
Baltasar
Herodes
Sacerdote
Príncipe
Escriba
El comerciante


Presentador
Buenas noches, queridos hermanos. En esta ocasión tengo el gusto de presentarles una sencilla obra de teatro, la cual representa el nacimiento de nuestro señor Jesucristo.

PRIMER ACTO

En la medida que se trasmite por la pantalla grande una batalla del imperio romano se escucha la voz del narrador desde un lugar oculto.

Narrador:
Arrollaba el Imperio romano con Julio César a la cabeza, cuyo dominio se extendía en torno al mar Mediterráneo hasta el Medio Oriente. Así Herodes en calidad de Vasallo de Roma gobernaba en Judea, Galilea, Samaria y otros pueblos.
Bajo estas circunstancias, una tarde de esas que el Sol no quiere dormirse porque sabe lo imprescindible de su luz en momentos de prueba, el mundo conoció el acontecimiento más grande de todos los tiempos.



ESCENA I sin voz



El sacerdote Zacarías entra en el santuario del templo del Señor para quemar incienso,
mientras se quema el incienso inclina sus rodillas y empieza a orar con voz apagada. Pasados unos minutos vio ante sus ojos un ángel y escuchó su voz adventicia.

Angel-1
Zacarías, no temas porque tu oración se ha escuchado en el cielo. Isabel aunque es estéril te dará un hijo y su nombre será Juan y muchos se regocijarán en su nacimiento, no beberá vino ni sidra y será lleno del espíritu santo aun desde el vientre de su madre, y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al señor Dios verdadero. Este Juan irá delante del señor con el espíritu y el poder del profeta Elías para reconciliar los padres con los hijos y los rebeldes aprendan a obedecer. De este modo preparará al pueblo para recibir al señor.

Zacarías:
(Temeroso y con voz recortada) ¡Oh, Dios! ¿Cómo puedo estar seguro de esto? Porque yo soy muy anciano.y mi esposa también.

Angel-1
Yo soy el ángel Gabriel y estoy al servicio de Dios, él me mandó a hablar contigo y a darte estas buenas noticias. Pero ahora como no has creído lo que te he dicho vas a quedarte mudo, no podrás hablar hasta que, a su debido tiempo, suceda todo esto.

Narrador: (Zacarías sale de la iglesia con las manos en la cabeza sin voz, muy asustado. Los fieles de la iglesia que están fuera no quedan ajenos al drama de Zacarías.

Fieles de la iglesia:
¡Zacarías, qué te pasa!...¿Por qué estás mudo? …¿Qué viste en el santuario?

Narrador: (Zacarías busca la forma de escapar de la multitud)

PAUSA


Zacarías: ( Ya en su casa pasando la mano por el vientre de su esposa)
He tenido una revelación maravillosa del Dios todopoderoso, preparémonos para recibir su gran bendición.

Isabel: (con gesto abismado) Te veo extraño, ¿qué te ha pasado?

Zacarías: Vamos, prepara un té de menta, pronto abundará la felicidad en nuestro hogar

ESCENA II


Narrador: María sale de casa con el propósito de visitar a su prima Isabel.


María: (En casa de Isabel) Isabel, Dios te bendiga, cuéntame de ti.

Isabel: (Pasando la mano por su vientre) ¡María, bendita tú eres entre las mujeres!
¿Por qué se me concede esto a mí?....¡Oh, que la madre de mi señor venga a mí!
Porque tan pronto me saludaste saltó la criatura en mi vientre.

María: (Tomando las manos de Isabel) Bienaventurada la que creyó porque se cumplirá lo que le fue dicho por parte del señor...¡Engrandeces Isabel!...¡Mi alma que del señor es, también engrandece!

Narrador: (Llega el día del nacimiento de Juan el Bautista y los vecinos visitan a esta criatura de grandes bendiciones)

Vecinos de Zacaría:
Isabel, Dios te ha bendecido de gran manera, (haciéndole gracia al bebé con sonajeros) Zacarías…Zacarías…Zacarías, tu adviento nos llena de alegría..

Isabel: ¡No se llama Zacarías…se llama Juan!

SEGUNDO ACTO


Narrador:
María, madre de Jesús, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de vivir juntos se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo. José que era un hombre justo y no quería denunciar públicamente a María, decidió separarse de ella en secreto.

ESCENA 1


José: (Inclinado de rodillas frente al altar) ¡Por qué tiene que pasarme esto a mí, señor! ¡Soy de tus hijos más fieles, Patriarca de una tribus de Israel, tengo que ser yo el primero en dar buenos ejemplos! ¡Oh, la mujer que he escogido para esposa me ha sido infiel. Está en cinta señor mío…sin jamás haber tenido relaciones conyugales conmigo!...¿Por qué santo Dios ha de pasarme tal desventura? ¡No puedo casarme con ella! ¡Bendito Dios, perdóname!
(Con un suspiro) Ahhh…buscaré descanso físico, espiritual y mundanal…

PAUSA


Narrador:
Ya estaba dormido José cuando le sorprende una visión. No solo vio, también escuchó.

Angel 2: José, descendiente de David, no tengas miedo tomar a María como esposa porque su hijo lo ha concebido por el Espíritu Santo. María tendrá un hijo y le pondrá por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo del pecado.

José: (Levantándose del lecho bruscamente habla para sí) ¡Dios mío, el ángel del señor me advierte del pecado que estoy cometiendo, y como soy justo debo obedecer a su mandato.
(Echando en un bolso cartas, bolígrafos, panecillos, un pomo con agua) ¡Bendita sea la revelación que me ha llegado del Dios verdadero…el Dios de Abraham, el Dios Jacob, el Dios de Moisés…

PAUSA


José: (Llega a casa de María y besando sus manos)…María, santa eres entre todas las mujeres, me casaré contigo, así lo ha ordenado nuestro Dios. El hijo que llevas en tu vientre es concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, se llamará Jesús y trae una misión divina: salvar al mundo del pecado y de la muerte. Yo con mucho orgullo seré su padre adoptivo, porque su verdadero padre es Dios, el creador del universo, rey del cielo y de la tierra. (Inclinado muy reverente frente a María) ¡Bendíceme con tu boca santa!

María: ¡Gracias esposo mío, siempre te admiro! ¡Qué Dios te bendiga!Y no olvides que después del parto seguiré siendo virgen.

TERCER ACTO


Narrador:
En medio de la pobreza y conflictos sociales de aquellos tiempos, José sacó fuerzas para cumplir el mandato de Dios. Emprendió marcha de Nazaret a Belén en busca de un hospedaje adecuado para el nacimiento de su hijo.

ESCENA I


María: (Sobre un burro embarazada señala) ¡Mirad allá lejos! ¿Veis la estrella gigante?

José: ¡Sí, la veo, es la estrella más radiante que he visto en mi vida!

María: ¡No es una estrella cualquiera, significa el altar del señor, de nuestro hijo
Jesucristo!...¡Ella nos guiará justo al lugar de hospedaje!

José: ¡Verdaderamente nuestro hijo viene de la mano de Dios!

Narrador:
José y María buscaron con tesón un hospedaje digno donde esperar al hijo unigénito de Dios, pero, no tuvieron otra opción que alquilar un establo a un viejo amigo. Allí le acompañaban algunos animales. Para que se cumpliese las profecías de Lucas:
“El niño que vean en pañales acostado en un pesebre, esa es la señal del advenimiento de
Cristo el salvador” Un establo no tiene mucha diferencia de un pesebre.

PAUSA


María: (Acariciando a su bebé en una cunita de fibras silvestres) ¡Hijo mío, qué ruin es el dinero, ni todo el oro del mundo importa para mí al saber que tú salvarás al mundo
del pecado y de la muerte!...¡Al saber que tú ofreces más, ofreces vida eterna!

José: (Besando a Jesús en la frente) Dios te bendiga hijo mío, perdona mis pecados.

ESCENA II


Herodes: (desconcertado con voz de león) ¡Escribas, sacerdotes fariseos, pueblo entero, escuchen mi mandato: escarben todos los rincones hasta encontrar el niño que ha nacido en Belén y que le llaman príncipe de los judíos! ¡Cuando lo encuentren matadlo!

Uno de los escribas: ¡Disculpe Majestad, se llama Jesús!

Un sacerdote: ¡Y representa el Mesías tan esperado por el pueblo de Israel… el Salvador del mundo!

Herodes: (Con los ojos casi salidos de las órbitas) ¡Como se llame, matadlo…es la orden!

Un príncipe: Su Majestad, ¿quién es más fiel que yo a su mandato? Pero faltan las huellas, señales, la dirección exacta donde nació el famoso niño.

CUARTO ACTO


Narrador:
Las averiguaciones de Herodes sobre el nacimiento de Jesús coinciden con la curiosidad de
tres hombres ricos que llegaron a Israel interesados por conocer al niño Jesús.

ESCENA I


Melchor: Hay tremendo alboroto en todas las calles, comercios, sinagogas, y la verdad que estoy muy confundido. Mis oídos retumban cuando dicen: ¡Ha nacido el rey de los judíos!

Gaspar: Yo estoy desesperado por conocer a ese niño prodigio. Cuando el río suena, agua trae.

Baltasar: Hay dos motivos para llegar pronto a la mansión del rey recién nacido.
1º-Conocer al rey de los judíos.
2º-Los camellos están muy agotados y sedientos, allí podrán llenar sus arcas.

Melchor: Hay un refrán que dice: “Siempre escuchar el consejo del que más sabe”
Como yo soy astrólogo de 40 años de trabajo aconsejo: Seguir el rumbo de aquella estrella…la más gigante.

PAUSA


Narrador:
Luego del asesinato de varios miembros del Sanedrín había gran malestar en los sacerdotes y escribas de Jerusalén. por lo que Herodes no confiaba en los reyes magos y presintiendo una traición los citó para indagar bien sobre el asunto..


ESCENA II


Herodes: (Conversando con los reyes magos) Estoy enterado que ustedes además de ricos son magos y vienen a visitar al niño que nació en Belén de mucha fama. Nunca a los magos se le pierde el rumbo. Síiiiii, vayan e infórmense detalladamente de todo lo relacionado con ese niño, y cuando regresen me dicen el lugar exacto donde está para ir yo también a adorarle.

Melchor, Gaspar y Baltasar
¡A sus órdenes, Majestad!...Nosotros somos cumplidores de la ley.

QUINTO ACTO


Narrador: Esta escena empieza con un video a gran pantalla donde se ven a los reyes magos sobre sus camellos por el desierto siguiendo la estrella del oriente.

ESCENA 1


José: (Recibiendo a los reyes magos) ¿Quiénes son ustedes?

Melchor: No temas, somos hombres buenos que venimos a adorar al niño Jesús, y ciertamente sentiríamos tristeza si muere este niño glorioso, (y colocando en la cuna del niño los regalos) ¡Hijo mío…!
José: (Interrumpiendo a Melchor) ¿Cómo has dicho?

Melchor: (Reflexivo) He dicho, hijo de Dios, Salvador del mundo, consejero luminoso…

Baltasar: (Colocando los regalos en la cuna del niño) Niño rey, Dios bendiga cada palabra que salga de tu boca.

Gaspar: (Colocando los regalos en la cuna del niño) ¡Rey de los judíos tu obra será grande
por todos los siglos, amén!...(tocando por el hombro a José) Deben irse de este lugar lo
más rápido posible, porque Herodes está buscando al niño Jesús para matarlo.

José
¿Cómo puedo confiar en ustedes? Si vuestros trajes son costosos parecidos a los que usa Herodes y su ejército….Tal vez sean ustedes espías de Herodes.

Los tres reyes magos:
¡Nosotros no somos de este pueblo! (Despidiéndose) ¡Que Dios esté con vosotros y no tarden en estallar todos los relámpagos que brillan en los ojos de Jesús!...¡Hasta la vista!

Narrador: Los tres reyes magos se marcharon por otro camino.

ESCENA II


José: (Acostado en su lecho). Siento hormigas bravas que caminan por todo mi cuerpo, pero no las veo…¡Dios mío qué estará pasando! (Observando una imagen como suspendida en el aire) ¡Padre celestial, esa imagen es un mensajeros de Dios!

Angel-2: José, debes huir a Egipto, junto con la Virgen María y el niño Jesús, pues el rey Herodes lo está buscando para matarle.


María: (sobre un burro abrigando al niño Jesús)
José, tenemos que ser breve en la fuga, el Dios bueno nos dará fuerzas para vencer también la tempestad de arena del desierto, todo lo haremos por salvar nuestro hijo.

José: (A pie y con las riendas del burro en sus manos) Los hijos de Dios nunca temen, pronto estaremos en un lugar seguro y nuestro hijo cumplirá su misión.

ESCENA III


Herodes: (Hablando en una tribuna a su ejército) Esos magos se han burlado de mí, son unos vagabundos. (Abriendo los brazos) Pero no importa, porque tengo este ejército poderoso, la victoria siempre será mía. ¡Escuchen bien la orden! “Matar a todos los niños nacidos en Belén menores de dos años”

SEXTO ACTO



ESCENA I


José: (Haciendo su trabajo de carpintero) María, nuestro hijo será el mejor arquitecto, el templo que levante nunca caerá al suelo.
María: (Tejiendo una manta) Todos los días Jesús me da pruebas de su gracia divina, es un niño todavía y muchas personas han recibido paz y consuelo con solo escuchar sus palabras. ¿Veis como lo siguen por dondequiera?

ESCENA II


Narrador: ¡Qué desarrollo tiene Jesús, con tan solo dos años se le ve declamar!

Jesús:

Padre del santo cielo
en alto llevo tu enseña,
con mi conducta modelo,
y firme como la peña.

José: Las cosas de Jesús no son de niño, se comporta como un adulto.

María: ¡Hijo, que tu gracia divina abunde por toda la tierra!

José: (Acercándose a María). Estoy enterado de algo horrible: Hoy se lleva a cabo en Israel la operación “Matanza de los inocentes” dirigida por Herodes para matar a todos los niños nacidos en Belén menores de dos años” Ciertamente el ángel de Jehová ha salvado nuestro hijo.

María: ¡Qué bestia, nunca tendrá perdón Herodes, ni en el cielo ni en la Tierra!
Pero no hay por qué temer, tenemos suficientes pruebas de que Jesús es el hijo unigénito de
Dios, por todas las pruebas que da maravillosas. Con la gracia de Jesús vamos a vencer todas las tempestades..

PAUSA



José: (Con semblante de aurora) María, ven siéntate a mi lado, lo que tengo que decirte es muy delicado)

María: ¿Delicado o restaurador?

José: Herodes a muerto, es hora de que regresemos a nuestro país, recuerda que nuestro hijo trae una misión a cumplir en Israel.

María: (Acariciando los cabellos de Jesús) Verdaderamente una noticia llena de esperanzas para este mundo..

ESCENA 2


Narrador:
José, María y Jesús se dirigen a Israel en un burro. Jesús se ve contento y dice algunos versos:

Jesús:
Como la arena infinita
ha de ser la procesión
bebiendo el agua bendita
que llevo en mi corazón

PAUSA


José: (En su trabajo de carpintería, a viva voz) ¡María, María, María!

María: (Con una canasta llena de ropas) ¿Qué pasa José, hay problemas?

José: (Muy preocupado) ¿No has notado la ausencia de Jesús?

María: Sí, me dijo que iba al mercado de la esquina a hacer amistad con las personas.

María y José: (Dirigiéndose al mercado) ¡Jesús, Jesús…! ¿Dónde te escondes? ¡Regresa!

PAUSA


María: (Interpela al comerciante) ¿Has visto a mi hijo Jesús por aquí hoy?

El comerciante: ¿Jesús?...¿Es ese niño revoltoso que llega aquí todos los días
hablando blasfemias contra Dios?

María: ¡Cuidado con lo que dices! Nuestro hijo es el Mesías, enviado por Dios para salvar al mundo del pecado y de la muerte.

José: (Argumentando) Es un niño sobresaliente, nunca ha ido a la escuela y tiene el don de prevenir el futuro.

El comerciante: No crean esas pamplinas. Un buen consejo les doy: Pongan a su hijo en una sinagoga de prestigio para que aprenda a ser un hombre de bien.

María: (Con la mano en el pecho) ¡Dios mío, perdónalo, no sabe lo que dice!
.
Jesús: (Llega Interrumpiendo la conversación) Madre, ¿Por qué me buscan?
¿Ustedes no saben que yo tengo compromiso de hablar con mi Padre todos los días? Estaba en el tempo en oración con mi Padre de los cielos.

PAUSA


María: (tomando a Jesús por la mano) Cuando salgas de casa debes avisar, debes decir a dónde vas porque tú eres un niño todavía y nosotros somos tus padres y responsables de lo que te pase..

Jesús: Despreocúpense, mi Padre celestial siempre está a mi lado.

José: Verdaderamente es el hijo de Dios.

SEPTIMO ACTO


ESCENA I


Juan el Bautista: (Ya hecho un hombre bautizando en el río Jordán)
¡Arrepentíos tropas de víboras! ¡Preparad el camino del señor. Enderezad la senda! ¡Yo os bautizo en agua, pero el que viene detrás de mí bautizará con el espíritu santo!

Narrador:
Muchos fueron bautizados por Juan el Bautista. Luego Jesús que ya era un joven de 30 años aproximadamente hizo acto de presencia.

PAUSA


Jesús: (Acercándose a Juan) Juan, vengo para que me bautices.

Juan el Bautista: ¿Tú me pides que te bautice?...¡Si ni a penas soy digno de desatar las correas de tu calzado!

Jesús: Sí, Juan, tu bautismo es mesiánico, quiero que me bautices.

Juan bautizó a Jesús con las aguas del río Jordán. Luego Jesús se dio la vuelta para ver una paloma que descendía y de esa forma recibió también el bautismo del Espíritu Santo, mientras se escuchaba una voz celestial.

Voz de Dios: “Tú eres mi hijo amado en quien tengo complacencia”

FIN



Distinguida Mariluz Reyes Fernández :


“Tú eres mi hijo amado en quien tengo complacencia”


Por aquí saludando su presencia a través de lo nuevo que nos trae, también pondero su bello sentir que le brinda estas letras al Nacimiento del niño Jesús . Esperemos pronto vuelva con mas de lo suyo por nuestro foro, al tiempo que también dejo constancia de mi paso ...
Saluditos y que el Señor guíe su camino!


Imagen
Imagen



Gracias poetisa por tu lectura y amable comentario, un abrazo
Imagen
Avatar de Usuario
Mariluz Reyes Fernández
* * * * * *
* * * * * *
 
Mensajes: 876
Registrado: Vie Ene 04, 2013 13:12

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Mariluz Reyes Fernández » Jue Dic 08, 2016 10:09

Esmeralda escribió:
Apreciada Mariluz, gracias por compartirnos
esta bella obra, y lo más importante es que encierra un gran
mensaje.
Fue grato disfrutarla, por lo que dejo mis saludos desde la distancia.



Imagen



Gracias poetisa por tu lectura y amable comentario, un abrazo
Imagen
Avatar de Usuario
Mariluz Reyes Fernández
* * * * * *
* * * * * *
 
Mensajes: 876
Registrado: Vie Ene 04, 2013 13:12

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Esmeralda » Mié Mar 08, 2017 23:09

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Esmeralda
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 29540
Registrado: Jue Sep 18, 2008 23:48

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Esmeralda » Mié Mar 22, 2017 00:43

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Esmeralda
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 29540
Registrado: Jue Sep 18, 2008 23:48

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Romantyka » Mié Mar 22, 2017 03:02

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 49348
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor nitta52 » Mié Abr 12, 2017 22:34

Imagen
Avatar de Usuario
nitta52
Más de 10000 publicaciones
Más de 10000 publicaciones
 
Mensajes: 14070
Registrado: Vie Ago 06, 2010 18:14
Ubicación: MATURIN/VENEZUELA.

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Romantyka » Vie Abr 14, 2017 11:09

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 49348
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54

Re: Nacimiento del niño Jesús

Notapor Romantyka » Sab May 13, 2017 03:23

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
 
Mensajes: 49348
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54


Volver a Inspiraciones Cristianas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados